39. ¿Y tú en qué contribuyes?: La actitud 2.0 como fórmula contra la brecha de la participación (30-nov-2010)

El pasado 11-nov nos explicaba Dolors Reig en su intervención sobre "Web social y participación individual" en la "Jornada METAL 2.0 CrowdSourcing: Aplicación del CROWDSOURCING en las empresas"
http://www.metal20.org/eventos/evento.asp?id=7

que la gente no suele participar en Internet. Mientras el nº de usuarios en las redes sociales no para de crecer, la aportación de contenidos valiosos no para de decrecer. El 90% de los usuarios de blogs, wikis, redes sociales, o en general cualquier comunidad virtual, mira, lee pero no participa, como muestra la pirámide de Nielsen, sólo el 10% comentan y participan, y el 1% aporta contenidos. Aun así, la visita es participación, es peor aún el problema que no acuda nadie.
Por otro lado, Amalio Rey respondía a la pregunta del coloquio formulada por Javier Megias, en la pasada edición del EBE-Evento Blog España en la mesa  "Social Business" (#socialbizEBE), sobre cómo incentivar la participación, diciendo de forma magistralmente resumida que las claves para conseguir participación son la CONFIANZA, la TRANSPARENCIA, la EMPATÍA y la PACIENCIA.

Finalmente recopilando las ideas presentadas en diferentes eventos sobre METAL 2.0 sobre el concepto de la "ACTITUD 2.0", se trata de una propuesta para incentivar la participación basada en:
1º) COMPARTIR: la posibilidad de aplicar la inteligencia colectiva, pidiendo ayuda a nuestra red de amigos, a los problemas de la vida cotidiana, desde buscar un electricista, buscar u ofertar empleo, o encontrar un socio para un proyecto viendo su idoneidad a través de la red. Pero antes de pedir, hay que dar sin esperar nada a cambio. Internet es como un boomerang, a más valor añadido compartido obtendremos más contactos y más conocimiento complementario.
2º) COLABORAR: la posibilidad de colaborar y comprometerse a algo a golpe de click. Esa implicacion antes era mucho mas costosa de conseguir en tiempo y dinero dado que requería viajar y conocerse en una feria, congreso, etc. Ahora es justo al revés, la gente tras conocerse en redes sociales se "desvirtualiza" en encuentros mensuales de networking.
3º) EXPERIMENTAR: la posibilidad de probar una nueva IDEA para ver si genera para alguien algun VALOR observando los RESULTADOS, o sea, INNOVAR a golpe de click.

La pregunta formulada en el título de este post "¿Y tú en qué contribuyes?" viene a decir, que de poco sirve esperar aportaciones de la gente que no esté dispuesta a compartir, colaborar y/o experimentar, si sólo seguimos mirando nuestro interés particular, de vez en cuando es interesante probar a mirar el interés colectivo, así ganamos todos.

Al empezar a usar redes sociales, es más que recomendable hacerlo primero observando la actitud de los demás, pero no se descubre realmente su potencial hasta que se vence el miedo escénico de hablar en público, empezando a aportar valor o contenidos que nos parezcan interesantes, desde un simple ME GUSTA en Facebook, pasando por enlaces que nos parezcan útiles darlos a conocer. Si te animas ahi van algunas propuestas para ello:
http://www.metal20.org/experiencias_piloto/

Para terminar adjunto uno de los vídeos TED indispensables sobre motivación, de Daniel Pink (via Fernando González) donde defiende una nueva forma de motivar a la gente, la MOTIVACION INTRINSECA basada en: AUTONOMÍA (el impulso de dirigir nuestras propias vidas), MAESTRÍA (el deseo de volverse mejor y mejor en algo que importa) y PROPÓSITO (el anhelo de hacer lo que hacemos en servicio de algo más grande que nosotros mismos):

Comentarios

Ni siquiera he acabado de leer el post (encontrado en el twitter de Dolors Reig), estoy en los : y ya me he lanzado al comentario:
Bueno, hablo por mí yo no contribuyo porqué el miedo al fracaso aún está muy a flor de piel, la forma es importante -estilo, sin "moscas" en la escritura...- todo es tan bonito en la red que no se si estaré a la altura. Otra cosa, hay que tener algo que decir y en cierto modo relevante, hemos reconocido que tenemos mucho, mucho, casi todo por aprender y sin falsas humildades poco que enseñar. Talvez algunas pequeñas obsesiones -en mi el humor gráfico- y la eterna e infinita curiosidad.
Después más cosas: a veces no sabemos demasiado bien de que se está hablando: realidad aumentada, imagen de disco, iframes, lipdubs, TEDx, joombla, google sites, mapas, PLE, twit, retwit, podcast.
No se trata de una brecha, es un socabón y mucha, mucha, mucha gente no de 50 como yo sino de entre 18-45, ni sabe, ni puede... para muchos se trata de un lujo, como un gadget intelectual (miedo me doy utilizando ya anglicismos).
En pocas aulas el profesor o la profesora (estoy malgastando palabras al tratar de utilizar un lenguaje no sexista, debí poner profesorado pero quiero indicar que el/la profesor/a es uno/a) ejerce de dinamizador en estos casos y los alumnos no se atreven a proponer o no quieren, el ámbito educativo les es ajeno o lo sienten como tal.
Lo dejo pero propongo una especie de cosa estraña que la usabilidad (ni siquiera se si es la palabra correcta) tienda a eso.
Veis ya casi no me queda nada más que decir en ... años?
Y a pesar de todo, cada vez me gusta todo esto mucho más y se que lo conseguiré y muchos otros conmigo.
Saludos de verdad.

Un tema interesante el que traes a la mesa, Santiago. Creo que en la motivación de la gente a participar en la red se unen dos problemas. Por un lado aquello de "quien tiene la información, tiene el poder" que fomenta los perfiles tipo "lurker" (consumen pero no aportan).

Pero hay otro tema, y es que con la saturación de la blogosfera, la atención se vuelve todavía más un bien escaso.

Y no parece que en los últimos años la pirámide de Nielsen de tu post haya incrementado las cifras de participación. En el lado positivo, tampoco lo han hecho las participaciones de poco valor o spam ;)

Me surge la duda de cúal debería ser el porcentaje óptimo para que el fenómeno de la red de compartir (= Web 2.0) funcione sin llegar a convertirse en un bucle que mueve siempre la misma información...

@marta_dominguez

#Tere: El miedo escenico (o al fracaso como dices) se pierde en el momento que tienes algo que decir a alguien, y te lanzas. Cuando lo haces es cuando te das cuenta que no había para tanto. Es bueno equivocarse, ya que así aprendes, mejor dicho así es como más se aprende. o dicho al revés si no te equivocas no has aprendido del todo.

#Marta: Es cierto, mejor dicho era cierto, antes quien tenia la informacion tenia el poder, pero ahora, todos tenemos la informacion, con lo que todos tenemos el poder. Falta, como bien dices, tener el tiempo para prestar atención, pero con el paso del tiempo te vas dando cuenta de los que generan la información (creativos) y los que simplemente la reenvian (periodistas ciudadanos). Al final acabas filtrando y dedicando tu tiempo, como es lógico, a los que realmente te aportan algun valor como creativos y como periodistas, lo demas es ruido blanco que acabas ni oyendolo...

Añadir nuevo comentario